Del “darlo todo por amor” al dejar los lazos afectivos completamente de lado.

Hace unas semanas fui a ver la película de “La la land” ya que tan buenas críticas tenía:

(Si no has visto la película no sigas leyendo: Spoilers)

Me pareció bastante triste el final y  me enfadó un poco la idea que dan de que para conseguir el éxito debes dejar todo de lado, debes dejar los vínculos afectivos de lado, debes dejar el amor de lado. Luego, al final de la película se les ve que han conseguido lo que querían pero ¿realmente son felices? la cámara hace unos primeros planos de ambos que se ve que se siguen queriendo. Pero es más importante dejar el amor de lado, dejar los lazos afectivos de cualquier tipo de lado para conseguir lo que querías ser/tener en esta vida.

Al igual que dejarlo todo por amor puede llevarte a plantearte si es esa vida la que querías, ¿dejar el amor de lado para conseguir eso que querías y no tener con quien compartirlo o no con quien tú querías compartirlo, con quien quieres compartir la vida y que camine a tu lado te hace feliz?

A mi se me ocurrían algunas soluciones de cómo podían haber hecho para seguir juntos y no tener  que renunciar a sus sueños. Pero es más importante ir por el camino fácil y acorde con la sociedad individualista y anti-amor en la que vivimos. En dónde lx mejor y lx más listx no deja que los lazos afectivos afecten de ningún modo a su vida: el éxito está asociado al individualismo y a lo solitario.

Esto es un ejemplo que me recordó a que para luchar contra el “darlo todo por amor” se pasa al extremo contrario. Y así pasa con todo. Cuando se quiere luchar contra la prohibición se obliga a la permisividad, y se obliga a hacer, a sentir, a desear: mastúrbate -si no eres un carca, aunque no te apetezca, tú hazlo para no ser un anticuado-, y así con un sinfín de cosas.

Vivimos en una sociedad en donde para luchar contra el camino difícil de antaño, coger el camino más fácil -aunque no sea lo que queramos- es lo correcto. Lo que muchas veces la mejor solución es un punto medio. Somos interdependientes unxs de otrxs, y poner cada unx de nuestra parte y buscar llegar a un punto medio es, muchas veces, la más completa solución.

Anuncios

Censúranos éste

Hay un dicho que dice algo así como: “Hoy hace un día maravilloso… verás como llega alguien y lo jode”.

Algo así le pasó a Chrysallis Euskal Herria, pues estando con todo el subidón por la campaña de las marquesinas de buses -que han podido sacar adelante gracias a una donación anónima-, desde Facebook intentaron amargarles el dulce por medio de la vil censura, además yendo en contra de sus propias normas internas:

Normas Comunitarias

Desnudos

A veces, la gente comparte desnudos con un fin determinado, por ejemplo, campañas de concientización o proyectos artísticos.

(…)

También permitimos fotografías de pinturas, esculturas y otras obras de arte donde se muestren figuras desnudas. Las restricciones sobre la exhibición de desnudos y actividades sexuales también se aplican al contenido digital, a menos que dicho contenido se publique con fines educativos, humorísticos o satíricos.

Facebook, sin tanta premura como tuvo para eliminar la foto, contestó que lo sentía mucho, y sin embargo hoy han vuelto a eliminar otra foto y a amenzar con cerrarles la página:

A lo largo de las horas también han cerrado varias cuentas y páginas de quienes han ido difundiendo la noticia.

A la vez, un intento de escupir bilis se le vino en contra al troll de turno en Twitter -ha habido unos pocos más, y no sólo de gente anónima, sino también de representantes de partidos como de profesionales, un horror-. Pero por ahora se le han sacado los colores al odio.

Desde aquí, simplemente, darles nuestro apoyo y animarles a que sigan como hasta ahora y mucho más.

¡Que llenemos el mundo de colores, de miles de colores! (Aingeru Mayor).